Saltar al contenido
Portada » 5 Maneras de hacer Abono Orgánico para tus Plantas

5 Maneras de hacer Abono Orgánico para tus Plantas

Si notas que tus plantas están un poco decaídas y han dejado de crecer, es hora de que hagamos algo para ayudarlas. Por ello te mostraremos cómo preparar 5 Abonos orgánicos muy fáciles de hacer, para devolverles la vitalidad necesaria a todas ellas.

Todos vemos a estos como “desperdicios”, sin embargo te sorprenderá enterarte de que no es así. Lejos están de serlos ya que sus componentes naturales serán esenciales y de gran ayuda para el correcto desarrollo de las plantas.

Si tenemos la costumbre de tirar cáscaras, restos de café o cenizas, dejarás de hacerlo luego de que leas este artículo. ¡No dejes de utilizarlos, verás los resultados rápidamente!

1- Cáscara de Banana

La cáscara de banana, es un excelente abono orgánico para las plantas así que si acostumbras tirarlas, ¡deja de hacerlo! Estas aportarán potasio en grandes cantidades a nuestras plantas, lo cual hará que estas se desarrollen fuertes y vigorosas.

El potasio es uno de los minerales más importantes para el crecimiento de las plantas, ya que este interviene en el proceso de la fotosíntesis y además, fortalece los tejidos.

Si ves que tus plantas están decaídas, no dudes en preparar la siguiente infusión:

– Para comenzar, cortaremos las cáscaras en tiras y las pondremos a hervir en una olla con un poco de agua.

-Hacemos hervir por unos 20 minutos, y luego dejamos enfriar.

-Una vez frío, regaremos con el liquido a nuestras plantas. No es necesario desechar las cáscaras que hemos utilizado, también las podremos utilizar para abonar las plantas.

2- Vinagre de Manzana

El vinagre de manzana, es un abono esencial para aquellas plantas que requieren de un suelo ácido para crecer. El ácido acético que contiene este vinagre, será el encargado de brindarle los nutrientes necesarios a la tierra, para que las plantas los puedan absorber.

Si ves que tus plantas están decaídas, no dudes en preparar lo siguiente:

-Simplemente agregaremos 2 cucharadas de vinagre de manzana al agua que vayamos a utilizar para regar las plantas. Mezclamos y dejamos reposar

-Ahora regaremos las plantas como lo hacemos de costumbre.

-Es necesario repetir la operación 1 vez al mes, para que tenga el efecto esperado en las plantas.

3-Cáscaras de huevo

Las cáscaras de huevo también serán una opción extraordinaria para abonar las plantas. Estas aportarán en gran manera calcio, el cual es fundamental para el desarrollo de buenas raíces.

Si alguna vez has notado que tu planta ha dejado de crecer, es porque le faltaba calcio. Para que tus plantas vuelvan a crecer y se vean hermosas, solo tendremos que hacer lo siguiente:

-Reservaremos varias cáscaras de huevo, las lavaremos bien y las pondremos a secar.

-Cuando veamos que se han secado, comenzaremos a molerlas con la ayuda de un mortero.

-Una vez que hemos logrado un polvillo fino con ellas, haremos un huequito al lado de la planta y pondremos una cucharada de este polvillo. Taparemos y regaremos como de costumbre, veremos como de a poco volverá a crecer.

-Lo que debes saber es que los resultados no serán inmediatos, por ello si tenemos la necesidad de ver los resultados a corto plazo, podemos preparar un liquido especial para regar que será más efectivo.

4-Cenizas de madera

Aunque te cueste creerlo las cenizas de madera, contienen grandes cantidades de fósforo y potasio, elementos esenciales para el enriquecimiento del sustrato.

Esto favorecerá la floración de la planta y hará que comience a crecer nuevamente, además al utilizarlo también la estaremos protegiendo de insectos nocivos ya que es un excelente repelente natural. Lo utilizaremos de la siguiente manera:

-Solo debemos tomar una cantidad considerable de cenizas y ponerlas en el agua que utilizaremos para regar. Dejaremos reposar por unos minutos.

-Luego regaremos nuestras plantas como de costumbre.

– Si queremos podemos echar las cenizas directamente sobre la tierra, como lo prefieras.

Solo te recordamos que si vas a utilizare este abono natural, sea en plantas que no requieran acidez en la tierra para crecer, ya que las cenizas alteran el PH del sustrato.

5-Algas marinas

Muchos de nosotros desconocíamos del maravilloso poder de las algas, como abono natural. Los nutrientes que aportarán al sustrato, le servirán de alimento a los microrganismos que la habitan, haciendo que la planta se beneficie en gran manera.

Podemos utilizarlas frescas o secas, sin embargo te aconsejo la segunda opción ya que emanan menos olor que en su estado natural. Las utilizaremos de la siguiente manera:

-Picaremos una gran cantidad de algas y las podremos en un balde lleno de agua.

-Taparemos el balde y lo dejaremos reposar por unas 2 semanas.

-Una vez que ha pasado este tiempo, usaremos el agua para regar, solo el agua.

Ahora ya sabemos como debemos utilizar estos maravillosos abonos naturales, ¡tu planta volverá a lucir hermosa y vigorosa!

Fuente: razafolklorica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.